El concierto de Katica Illényi en Buenos Aires

 

                                                                               Video: https://youtu.be/PxC0ofsLoC8
El 5 de octubre de 2019, Katica Illényi, violinista y artista de theremin, ganadora del Premio Liszt, dio un concierto en Buenos Aires en el Centro Cultural 25 de Mayo. El concierto fue organizado y patrocinado por la Municipalidad de Budapest, por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por la Embajada de Hungría en Buenos Aires y por la Embajada de Argentina en Budapest.

Al comienzo del concierto Dr. Csaba Gelényi, el embajador húngaro en Buenos Aires y Monina Bonelli, directora artística del Centro Cultural 25 de Mayo, dieron la bienvenida a la audiencia e hicieron un discurso de apertura. Dr. Csaba Gelényi dijo que el propósito del concierto era, transmitir al público argentino una mejor visión de los valores culturales húngaros. Viendo el gran número de audiencia podemos decir que la música húngara y Katica Illényi consiguieron un gran éxito.


Katica nació en en una familia de músicos clásicos, cuando cumplió tres años y medio ya tenía un violín en la mano y practicaba varias horas al día. Como resultado de esta diligencia, ya a la edad de 14 años, fue admitida en la clase de "talentos especiales" en la Academia de Música Ferenc Liszt. Como violinista recién graduada, sentía que el lenguaje de la música clásica la limitaba y quería "hablar con todo su ser", por lo que aprendió a cantar y bailar. Pudimos admirar en su concierto este repertorio colorido de diferentes tendencias musicales.


Durante el concierto la acompañaron, junto a músicos argentinos, el pianista húngaro István Bundzik y el director Máté Szabó Sipos. El público no solo estaba fascinado por la voz de Katica y su modo de tocar el violín, sino también por su juego en el instrumento theremin. Todo el mundo prestaba mucha atención al instrumento, que se controla sin necesidad de contacto físico de la thereminista con el instrumento, al cual muypocas personas tocan en el mundo, siendo Katica la única artista húngara. Con la ayuda de la traducción de Sylvia Leidemann, directora artística de Ars Hungarica, Katica reveló que la mano izquierda controlaba el volumen del sonido y la mano derecha ajustaba el tono. El theremin puede imitar perfectamente la voz humana y el violín. Fue inventado por Léon Theremin, un físico y violonchelista ruso, que originalmente desarrolló este dispositivo para operar un sistema de alarma de tono variable en 1919, combinando la ciencia y la música. De esta manera fue el primer instrumento electrónico del mundo.

La actuación de la cantante argentina Susanna Moncayo hizo la noche aun más especial. Katica es amiga desde hace muchos años de Saúl Cosentino, un conocido compositor de Buenos Aires, durante el concierto interpretó una de sus piezas titulada “Sin tu mitad”. Saúl Cosentino estaba sentada en las filas de la audiencia y se emocionó por la actuación. El talento de Katica ya ha inspirado a muchos, incluso uno de los violinistas del concierto, que comenzó a tocar música hace 10 años después de ver los videos de Katica en YouTube, mientras tanto otros viajaron 600 kilómetros para escucharla. En el concierto también estuvo presente el nieto del famoso violinista y compositor rumano Georges Boulanger (1893-1958), quien es un gran admirador de Katica, ya que ella regularmente toca las piezas de su abuelo.

Durante la actuación de una hora y media, gracias a Katica, pudimos cruzar de manera imaginaria el puente que conecta  varias culturas y estilos musicales. Pudimos escuchar piezas de Astor Piazzolla, Béla Bartók y Ennio Morricone. Al final de la actuación, el público aplaudía durante minutos y muchos esperaban a Katica en el salón del teatro para expresarle sus felicitaciones personales. Gracias, Katica, por estar aquí con nosotros en Buenos Aires, nos fascinaste con tu maravillosa música y personalidad.

 

 Author: dr. Adrienn Tari



Illényi Katica logo